- Comercio Exterior - 26 de Febrero de 2002

Llegarán a México secarropas con acento cordobés

Son 1500 unidades de la firma Codini

• Está radicada en San Francisco, en el oeste de la provincia
• De esta forma, retorna al comercio exterior
• Años atrás había exportado a Italia, Paraguay, Brasil y Uruguay

SAN FRANCISCO, Córdoba.- Se embarcarán la semana próxima con destino a México dos contenedores con 1500 secarropas de la fábrica de electrodomésticos Codini & Cía. SRL, de esta ciudad, ubicada a 200 kilómetros al oeste de la capital cordobesa.
De esta manera, la empresa vuelve a incursionar en el mercado

Héctor Codini, en el depósito de su fábrica, en San Francisco (Cba.) Foto: Fabian Marelli


Internacional, tras haber exportado años atrás a Italia, Paraguay, Brasil y Uruguay, dijo a La Nación su presidente, Héctor Codini.

La firma había intentado exportar sin éxito a otros destinos como Sudáfrica e India, pero encontró muchas barreras arancelarias y paraarancelarias. "Hubo casos en que el arancel llegó al 63 %. En cierta forma, lo que intentaban era inducirnos a instalarnos allí", dijo Pablo Codini, hijo del anterior y ejecutivo de la compañía.

"Pero a nosotros -acotó- no nos seduce abrir una fábrica en el exterior. Somos una empresa netamente familiar y estamos muy abocados a San Francisco. Tuvimos muchas ofertas para trasladarnos a países vecinos o a otras zonas de promoción industrial dentro de la Argentina, pero no aceptamos".

El establecimiento ocupa una estructura reciclada y modernizada de 30.000 metros cuadrados cubiertos, que perteneció a Fabricaciones Militares y que la empresa adquirió en una licitación internacional en 1997 por 2.250.000 dólares.

Está ubicado a pocas cuadras del centro esta ciudad, de unos 60.000 habitantes, que años atrás fue un polo industrial de máquinas y herramientas para la industria, "pero que a partir de 1992 comenzó a perder impulso debido a la irrupción de los productos asiáticos, que resultaban más baratos porque se les cobraba pocos gravámenes, y en algunos casos ninguno, y que competían por su buena calidad", recordó el presidente de la empresa.

Las líneas de montaje son de última tecnología, importada a partir de 1991 de Corea, Italia, Alemania y Suiza.


La coyuntura - En estos momentos, la firma, que acaba de abrir una oficina comercial en la Capital Federal y que ocupa a un centenar de personas, fabrica siete modelos de lavarropas, cinco de secarropas y once de ventiladores, con una capacidad instalada para producir entre 15.000 y 20.000 unidades al mes, "aunque actualmente la cifra es mucho menos debido a la caída de las ventas", explicó Pablo.

La situación económica del país, con la devaluación de por medio, a primera vista ha beneficiado la exportación. Héctor Codini, si bien reconoció que en estos momentos la cotización del dólar los favorece, el problema es "la incertidumbre que existe en el exterior respecto del cumplimiento de las empresas nacionales con las entregas de los pedidos, a raíz de los inconvenientes que hay en el país por el abastecimiento y el encarecimiento de materias primas que, como son importadas, se pagan en moneda norteamericana".


Por Roberto Seifert
Enviado especial

Copyright © 2002 La Nación | Todos los derechos reservados